3 Mascarillas DIY perfectas para verano.

10 comentarios

     Es verano y que levante la mano a quien no tiene exceso de brillos en la zona T. Lo odio y es lo que más me da rabia del verano, lleve maquillaje o no... La zona T con exceso de grasa por el calor.
     Hoy he preparado 3 recetas DIY para mantener a raya este problema.
     ¿Te apuntas?

    Son muy fáciles y los ingredientes están casi seguro en tu cocina de forma habitual.

Aloe Vera + Pepino + Yogurt + Miel

¿Por qué funciona?
   Todos sabemos que el aloe es un potente antibacteriano y con propiedades reparadoras realmente buenas.
   Pero ¿sabías que también puede ayudar en la absorción del exceso de grasa? La combinación del Aloe Vera con los pepinos (que son ricos en vitaminas A y E), el ácido láctico del yogur (este nos ayuda a exfoliar la piel y absorber el exceso de grasa) y la miel (que hidrata y de forma natural), los poderes de aloe, respecto a absorber el exceso de grasa, son geniales.

Como hacerlo:
   Extraer el gel de una hoja de aloe ( también puedes comprarlo en un herbolario) y se mezclalo con un puñado de pepinos en rodajas (si los tienes en la nevera aportarás un efecto de frio extra).
   A continuación, agrega partes iguales de miel y el yogur (alrededor de una cucharada sopera).
   Aplica la mezcla en el rostro lavado, relájate durante 15 minutos y luego aclara bien.

   La mezcla queda con las rodajas de pepino enteras, va genial para colocarlas sobre granitos, pero si te quieres centrar en la zona T exclusivamente, pasa por una batidora el pepino, con la piel y todo y mézclalo siguiendo la receta.

 Consejo: 
   Para una piel extra-grasa, intenta una versión más concentrada con sólo miel y Aloe. Deja reposar la pasta sobre la piel durante 15 minutos y luego aclara.

Pepino + Huevo + Limón + Menta

 ¿Por qué funciona?
  Como te he comentado antes, los pepinos dejan la piel suave, aplican frio local, por lo que relaja el rostro y también es astringente.
   El pepino combinado con las claras de huevo (con vitamina A) y el zumo de limón (que contiene ácido cítrico, un gran astringente que ayuda a equilibrar el pH de la piel e incluso el tono), esta mezcla, además de controlar los brillos indeseables, consigue iluminar tu piel.

   Pss, Pss: Aquí tienes unas cuantas buenas razones para tener los pepinos en consideración para algo más que para una ensalada ;).

Cómo hacerlo:
   Simplemente haz un puré con pepino ( esta vez sin piel), una clara de huevo y una cucharadita de zumo de limón y menta fresca picada.
   Aplica la mezcla en tu rostro, relájate e inhala el aroma relajante de la menta, durante un máximo de 20 minutos. Enjuaga con agua tibia, seguido de otro aclarado con agua fría.
   Si sigues estos pasos de aplicación, veras tu rostro mucho más iluminado y bonito ;).

Consejo:
  Enfría la mezcla durante 10-15 minutos antes de la aplicación, sobre todo en verano, verás que fresquito y que genial va para los calores.

Manzana +  Miel

¿Por qué funciona?
   Las frutas, naturalmente, tienen un sin número de ácidos que adora de la piel, vitaminas, minerales y aceites... Y las manzanas es de la mejor fruta cuando se trata de un tipo de piel grasa.
   Está repleta de componentes naturales que benefician a este tipo de piel (incluyendo ácido glicólico, que se encuentra en muchos productos específicos contra el acné). Esta fruta exfolia suavemente y limpia a fondo los poros obstruidos que se encargan de que la piel se vea grasa.
   Esto, combinado con la miel, que hidrata y tiene propiedades antibacterianas, podemos traducir esta mascarilla como ¡la ideal para acabar con los brillos!

   Cómo hacerlo:
   Haz un puré con la mitad de una manzana de tamaño medio, con piel y todo (asegúrate de eliminar cualquier semilla). Y luego mezcla este pure con una cucharada de miel (el tipo da igual, pero mejor si es lo más pura posible).
   Mezcla bien y aplícala uniformemente por toda la cara. Deja reposar hasta que la mezcla se haya secado por completo (entre 10 y 15 minutos), y aclara con agua tibia.

¿Te animas con alguna? Cuéntanos si pruebas alguna ;). 

10 comentarios:

  1. Me encanta el post! Pondré a prueba alguna este veranito en cuanto esté libre.
    Un besito :)
    Pretty Little Lawyer

    ResponderEliminar
  2. Ohhh, me encanta!!! Me las apunto ^_^

    Un besito

    ResponderEliminar
  3. ME encanta y tomo nota de las dos primeras son muy facilitas de hacer y con ingredientes que normalmente suelo tener en casa:D

    un besito!
    El tocaodr de Mia.

    ResponderEliminar
  4. Soy muy perezosa para ponerme mascarillas y si las tengo que hacer yo ya ni te cuento.

    ResponderEliminar
  5. Muy buenas ideas! Lo único a tener en cuenta es que la mascarilla que lleva limón mejor aplicarla por la noche, ya que podría hacer reacción con el sol y manchar la piel. Es muy complicado que pase, pero mejor evitar riesgos verdad?

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Tomo nota para cuando me anime a hacerlas,jeje. bsts

    ResponderEliminar
  7. yo habia probado la primera... y la verdad es que en la cara es un peligro... porque huele muy muy bien >.<
    me anoto el resto :* bsotes

    ResponderEliminar
  8. Alguna vez he hecho la segunda que recomiendas pero sin la menta. La próxima vez le añadiré ese toque. Besotes

    www.mybeautrip.com

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
BLOGGER TEMPLATE BY pipdig